jueves, 13 de febrero de 2014

Leonardo da Vinci: La Virgen de las Rocas


Óleo, trasladado de la madera al lienzo. 198 por 123 cm. 1483. Museo del Louvre (París).

Es un encargo de la Cofradía de la Inmaculada Concepción de Milán, aunque finalmente se lo queda Leonardo, al no llegar a un acuerdo sobre el precio. Más tarde es incautado por el duque de Milán Ludovico Sforza, el Moro. Cuando poco después la ciudad es ocupada por los franceses, la obra irá a París.

Representa a la Virgen arrodillada acompañada por San Juan Bautista niño, al que parece proteger. Ambos adoran al Niño Jesús que, sentado a la derecha, bendice a su primo. Tras él, un ángel arrodillado nos mira y señala a San Juan. El grupo se encuentra en una spelunca rocosa, irreal y sobrecogedora, que está inspirada en la iconografía bizantina y en un sueño que tuvo el autor, según dejó por escrito. El conjunto queda integrado por una atmósfera difusa que lo embebe todo (creada por el sfumato).

La composición ha sido profundamente meditada por Leonardo, al igual que la iluminación. Hay dos focos de luz, el cenital que ilumina el primer plano generando profundas sombras, y el que penetra desde el fondo por las aberturas rocosas. Entre ambas zonas, la penumbra de la cueva.

La caverna simboliza la parte más íntima de la naturaleza, su lugar más secreto, y representa a la Virgen, como criatura más perfecta. La luz que la ilumina es el propio Jesús (nace en una cueva), que salva a los hombres. Y en un último quiebro típicamente humanista, con esta luz el hombre podrá ahondar y desvelar el misterio de la naturaleza.

Existe una versión posterior de esta obra, realizada en 1506. Presenta algunas curiosas modificaciones: los personajes llevan aureola y otros atributos, y ha desaparecido la mano del ángel. Se encuentra en la National Gallery de Londres.

La Virgen de las Rocas
Otra fotografía. Lo que cambia el color...
Análisis
La Virgen y san Juan Bautista
El niño Jesús y el ángel
La Virgen
Niño Jesús
San Juan Bautista
Ángel
Detalle
Piedra y plantas
La versión de la National Gallery de Londres
La versión de Londres después de la restauración
Detalle

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada